viernes, 29 de julio de 2011

EEUU construirá el "Empire State" de la energía solar

Una torre de 792 metros de altura en el desierto de Arizona generará la energía suficiente como para alimentar a más de 150.000 hogares

La carrera por construir la estructura más alta del mundo está en pleno auge. Si en 2010 se inauguraba el Burj Khalifa, el nuevo edificio más alto del mundo en Dubai, EEUU planifica ahora la que será la segunda estructura humana más alta del mundo. Una empresa con sede en Australia tiene planes de construir una enorme torre de energía solar en el condado de La Paz en el estado de Arizona. Esta alta estructura de la compañía EnviroMission tendrá la misma altura que dos edificios Empire State, con 792 metros, unos pocos metros por debajo del Burj Dubai.

Se construirá para recoger la energía del sol y tendrá una vida útil de 80 años. Sus características le permitirán crear suficiente energía como para para dar cobertura a 150.000 hogares, con sus 200 megavatios de capacidad. Básicamente, se trata de una enorme torre solar que recoge la energía del sol como un invernadero. El aire se calienta en la estructura del 'invernadero' y este aire caliente se eleva a través del centro de la torre haciendo efecto sobre unas turbinas que generan energía con la corriente ascendente natural del aire.

Sus principales ventajas son que funciona en cualquier tipo de clima, tanto de día como de noche, aunque los desiertos cálidos son su mejor ambiente para trabajar. Además, la torre requiere muy poco mantenimiento y no emite ningún tipo de contaminación, salvo la ocupación de terrenos naturales en los desiertos. EnviroMission estima que el proyecto alcanzará los 750 millones de dólares, pero calcula que será rentable después de los primeros 11 años operativos. Se inaugurará en 2012.

Fuente: http://www.publico.es/ciencias/389286/eeuu-construira-el-empire-state-de-la-energia-solar

La Tierra es cada vez más ancha

El derretimiento de los hielos de Groenlandia y la Antártida está «engordando» el planeta alrededor de su ecuador


Al igual que le ocurre a muchos de sus habitantes, especialmente en los países ricos, la Tierra está engordando alrededor de su «cintura». Nuestro planeta no es perfectamente redondo debido al movimiento de rotación alrededor de su eje. Los polos están más achatados y el ecuador es más ancho, pero ese cúmulo en el medio es cada vez mayor a causa del derretimiento de los hielos de Groenlandia y la Antártida, según un nuevo análisis de la silueta terrestre elaborado por científicos de la Universidad de Colorado en Boulder y que publica Inside Science. En concreto, este abultamiento crece 0,28 centímetros por década. Ahora, el radio del planeta es casi unos 20 kilómetros más grande en el ecuador que en lo polos.

Todos tenemos en la cabeza la imagen de una patinadora exhibiendo sus habilidades con una pirueta. Cuando gira sobre sí misma a toda velocidad, su falda se eleva y se expande lo más lejos posible de sus patines. De la misma forma, en la Tierra el agua se concentra más en el ecuador que en los polos, formando un abultamiento.

Los científicos habían observado cómo disminuía esa protuberancia durante años, pero algo cambió. A mediados de la década de los 90, se dieron cuenta de que la tendencia se había invertido y la Tierra «engordaba» como una bola apretada en su parte superior e inferior. Pero hasta hace poco no tenían las herramientas para entender por qué.

La gravedad depende de la masa, por lo que cualquier cambio en la forma de la Tierra cambia la distribución de la masa y, por lo tanto, su campo de gravedad. Los datos recogidos por los satélites gemelos GRACE ( Gravity Recovery and Climate Experiment), lanzados en 2002, que miden el campo de gravedad de la Tierra para conocer los cambios en la masa de hielo, la cantidad de agua en el océano y la pérdida de agua continental, permiten a los investigadores probar su teoría. GRACE tomó fotografías de la superficie terrestre cada 30 días, de forma que los científicos pudieron observar los cambios en la masa de hielo a partir de los cambios en los campos gravitatorios.