domingo, 4 de diciembre de 2011

Auto-terapia onírica: Soñar alivia las experiencias dolorosas

Investigadores de la Universidad d California descubren que en la etapa de sueño REM el cerebro procesa las experiencias dolorosas en un medio libre de neuroquímicos asociados al estrés, consiguiendo el efecto que tendrían horas y horas de terapia.


Es sabido que una de las etapas más enigmáticas del sueño es el llamado sueño REM (de movimientos oculares rápidos, por sus siglas en inglés) en el que el soñante presenta una actividad cerebral similar a la de la vida de vigilia y, además, en el que se presentan los llamados sueños vívidos, los que tendemos a considerar reales o como si de verdad hubieran sucedido.

Y si bien hay numerosas investigaciones al respecto, una de las más recientes afirma que el sueño REM también opera en nosotros una trasmutación espiritual que, despiertos, quizá solo podríamos alcanzar con horas y horas de terapia o por otros medios menos convencionales.

De acuerdo con el estudio realizado por un equipo de psicólogos y neurocientíficos de la Universidad de California en Berkeley, durante la fase REM del sueño la química corporal que se desencadena con el estrés se desactiva y el cerebro comienza a procesar experiencias emocionales intensas y apacigua los recuerdos dolorosos.

“La etapa de ensoñación del sueño, basada en su composición neuroquímica única, nos provee de una forma de terapia nocturna, un bálsamo que lima los bordes afilados de las experiencias emocionales del día anterior”, dijo Matthew Walker, uno de los participantes del estudio citado.

Este proceso se explica al menos por dos circunstancias: la primera, que durante la fase REM el cerebro comienza a catalogar los recuerdos del día, a ponerlos en perspectiva, conectándolos con otros con los que quizá podemos entender mejor esa situación álgida que vivimos con alguien. Pero al hacerlo, y este es el segundo elemento igual o más importante, reduce el nivel de sustancias neuroquímicas como la norepinefrina y otras, asociadas al estrés y sentimientos afine.

“Al procesar experiencias emocionales previas en este ambiente neuroquímico seguro de baja norepinefrina durante el sueño REM, despertamos al siguiente día y todas esas experiencias se han suavizado en su fuerza emocional. Nos sentimos mejor al respecto, sentimos que podemos enfrentarlas”, confirmó Walker.

Descubren 18 nuevos planetas fuera del Sistema Solar



Un equipo de científicos dirigidos por el Instituto de Tecnología de California (Caltech) anunciaron el descubrimiento de 18 nuevos planetas gaseosos fuera del Sistema Solar. Los gigantes son del mismo tamaño que Júpiter y orbitan a estrellas más grandes que el Sol.

Con este descubrimiento aumenta el número de planetas conocidos que giran alrededor de estrellas gigantes en un 50%. Los científicos esperan que el descubrimiento ayude a entender cómo se forman y se agrandan los planetas.

Los astrónomos estudiaron a unas 300 estrellas desde el observatorio de Keck, en Hawai, concentrándose en las del tipo A, llamadas 'retiradas', que son 1,5 veces más grandes que la masa del Sol. Este tipo de estrellas ya han pasado la etapa principal de su existencia y se han transformado en 'subgigantes'.

El equipo encontró a los nuevos planetas observando a estrellas 'retiradas' que se 'balanceaban' bajo el influjo de la fuerza gravitatoria de los planetas que las orbitan.

Los investigadores esperan también que el nuevo descubrimiento confirme una de las teorías que explica el nacimiento de los planetas.

Según la teoría, denominada 'acreción del núcleo' (core accretion), los planetas se forman lentamente mediante la unión de pequeños cuerpos que se desprendieron durante la formación de su estrella. Al adquirir una masa considerable, empiezan a retener gases de la misma procedencia hasta alcanzar su tamaño final en un proceso que dura varios millones de años.

La Extinción Masiva se prolongó durante 200.000 años

Fósil de Jimbacrinus bostocki

Mucho antes de los dinosaurios, la Tierra era un entorno desolado con incendios generalizados y agua de mar pobre en oxígeno. Este entorno hostil acabó con el 90% de la vida que en ese momento habitaba la Tierra. El proceso más catastrófico de extinción masiva duró menos de 200.000 años, según indica un nuevo estudio.  

La extinción del período Pérmico-Triásico no se conoce tan afondo como la extinción del Cretácico, que acabó con la vida de los dinosaurios hace unos 65 millones de años. Pero el colapso del Pérmico final escrito casi al final de la vida sobre la tierra.

Ahora los científicos han diseñado un primer esbozo de cómo de rápido fue la extinción del Pérmico- Triásico.

Las causas de la extinción en el Pérmico-Triásico siguen siendo un misterio. De momento se sabe que la extinción duró un periodo de entre  200.000 y  252.28 millones de años, según los autores del estudio. Este lapso de tiempo es el lapso indicado por el análisis de los fósiles y pruebas químicas obtenidas de los cambios en el ciclo del carbono terrestre de rocas encontradas al sur China, en el Tíbet.

Los datos extraídos de las rocas y los fósiles muestran que las especies de tierra y agua se extinguieron simultáneamente, informa el coautor del estudio  Sam Bowring del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Sea cual fuese el motivo de la extinción ahora se sabe que no fue exclusivamente marino o terrestre.

Falta de oxígeno

Al encontrar abundante cantidad de carbono y hollín en los lechos de los sedimentos y rocas, Shen confirmó que los incendios generalizados jugaron un papel importante en la deforestación a finales del Pérmico.

Las rocas también han aportado evidencias de que se redujeron los niveles de oxígeno durante la extinción masiva. Los fósiles son más pequeños que sus especies predecesoras. El fenómeno es conocido como efecto Lilliput, donde los organismos se contraen para adaptarse mejor a los bajos niveles de oxígeno.

Bowring está entusiasmado con los fósiles porque gracias a ellos se podrá averiguar lo que sucedió antes de la extinción, durante y después.

¿Podrá el asteroide confirmar las conclusiones?

¿Cuál fue el detonante de la extinción?

Los autores del estudio se inclinan por las liberaciones masivas de dióxido de carbono y metano de actividades volcánicas a fínales del Pérmico.

Pero no es del todo cierto que las erupciones volcánicas coincidan exactamente con el momento de la extinción. Bowring sigue barajando otras posibilidades.

Por ejemplo el impacto de un cometa o asteroide. Un impacto rápido y simultáneo afectaría a ambos ecosistemas, confirmó Bowring.  Aún no se dispone de evidencias de un impacto, pero es cuestión de tiempo para encontrarlo.

El Punto de no retorno

Los investigadores dicen que es difícil de determinar la causa de la Extinción masiva comparando las tasas actuales con las del Pérmico. Pero todavía quedan muchas respuestas que encontrar en el pasado.

Shen afirma que el deterioro del medio ambiente es un proceso largo. Pero una vez se cruza el umbral de la tolerancia, el ecosistema se desplomará rápidamente.

Fuente: http://www.nationalgeographic.es/noticias/ciencia/mundos-prehistoricos/111121-great-dying-permian-mass-extinction-science

Demuestran que jugar videojuegos violentos altera la actividad cerebral


Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana demostraron que luego de jugar por una semana videojuegos violentos o ver televisión con este tipo de contenidos,hay un cambio en la actividad cerebral.

Por años se ha intentado probar que los juegos o programas de televisión de este género pueden provocar actitudes violentas en los niños expuestos a ellos. Finalmente los estudios han entregado, en parte, una respuesta.

La investigación se hizo con un grupo de estudiantes de entre 18 y 29 años que no tenían mucha experiencia en consolas. Ellos debieron jugar durante una semana juegos violentos y no violentos. Después de cada sesión se usó un escáner para comprobar alteraciones.

El estudio demostró que quienes fueron parte del grupo que debía probar los videojuegos violentos tenían menos actividad cerebral en las áreas que involucran emociones, atención o inhibición a los impulsos.

Aún queda mucho estudio por realizar, ya que sólo se estudió a un grupo de 28 personas  y no se sabe cuánto tiempo duraría el cambio en la actividad cerebral provocada por los videojuegos.

Links:
How playing violent video games may change the brain (Revista Times)
One week playing violent video games alters brain activity ( CNet)